¡Un calamar nos preocupa!


¿Has prendido Netflix y visto que en el top nacional se encuentra El juego del calamar desde hace algunos días? Esta producción es un éxito no sólo en México sino en diversas partes del mundo, por eso queremos advertirte sobre su contenido para que consideres lo inadecuado de verla con menores o dejar que ellos la vean solos.

Se trata de una serie “de supervivencia”, es decir, historias donde la trama se centra en que los personajes deben mantenerse vivos frente a retos, a veces inconcebibles. Su clasificación es Mature (Adultos) Así de simple. Lo que indica que por ningún motivo debería verla una persona menor de 17 años.

En El juego del Calamar, los protagonistas compiten en seis diferentes juegos para sobrevivir y ganar dinero. Lo que podría atraer a espectadores menores de edad es que los juegos coreanos que presenta la trama son de tradición infantil, como Luz verde (similar a 1, 2, 3 Calabaza), sacar una figura de un dulce, jalar la cuerda, canicas y por supuesto, El juego del calamar. Sin embargo, presentan una versión de ellos con violencia explícita. Quien pierde, pierde la vida, literalmente.

¿Has visto o escuchado a tus hijos jugar Luz Verde (los niños se colocan de espaldas y mientras corean una canción voltean y corren hacia la meta, pero cuando se grita “¡luz verde!” se deben congelar y quien se mueve queda descalificado)? En una escuela a la que asistimos nos cuentan que niños de 3ero. y 4to. de primaria lo están jugando. Para Sexualidad ATI es una clara señal de que al menos conocen la serie o de plano la han visto.

La serie puede leerse como una interesante crítica a nuestra sociedad capitalista y neoliberal, pero nada de esto es entendido por los menores e incluso es posible que tampoco por muchos los espectadores adultos.


La crudeza de la historia y lo explícito de las muertes puede generar ansiedad o terror en quienes ven esta serie. La muerte y el asesinato se presentan recurrentemente.


Las competencias presentadas son juegos infantiles, sí; pero nada apropiado para que niños y niñas los reproduzcan. Insistimos, no es que en los patios escolares estén repitiendo tal cual los juegos, pero si los tienen de referencia significa que están expuestos a contenidos inadecuados para ellos.

Los adultos tenemos opciones para tratar de regular lo que ven niñas, niños y adolescentes. En Netflix existe la opción de crear cuentas especiales para ellos. Si permitimos que se expongan a contenidos violentos estamos dañando sus mentes y emociones.

No hablamos de prohibir el juego o satanizar a la serie, pero sí de evitar que niños y adolescentes menores de 17 años entren en contacto con ella. De hecho, con los mayores de edad sugerimos no tirar la toalla para que ellos procesen el contenido de la serie, sino discutir y reflexionar juntos sobre la idea de que se trata de una crítica a la sociedad, que cuestiona a qué se le da valor y cómo se usa la violencia, que siempre será algo indeseable.

Una preocupación más: si llegas a identificar que tu hijo o hija está jugando un videojuego llamado Fish Game en Roblox, considera que está basado en la trama de El juego del Calamar. Asómate a verlo y toma la decisión de si es adecuado o no para ellos.



4,621 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo