¡Aguas con TikTok durante la cuarentena!


En estos días que estás en casa ¿has escuchado que tu hijo o hija ha mencionado algo que se llama “TikTok”? Si en las reglas de convivencia para estos días se encuentra el acceso a redes sociales, pon atención. TikTok es la red social que más ha crecido en los últimos meses y no dudamos que sea distinto en estos días en que niños y adolescentes tienen más “tiempo libre” para acceder a ella, lo que implica que adultos asiduos a cooptar menores en Internet, la tengan en su catálogo.

Para que tengas una idea del alcance de esta aplicación, fue la más descargada en dispositivos Android y iPhone en 150 países durante 2019. Sirve para crear, ver y compartir videos cortos (de 3 a 15 segundos) y largos (de 30 a 60 segundos)

A pesar de que sus creadores ponen como requisito que los usuarios de esta red tengan al menos 13 años, la organización civil Common Sense https://www.commonsensemedia.org/latino, dedicada al análisis de contenidos en redes sociales, películas y programas de televisión para niños y adolescentes, recomienda que se utilice a partir de los 15 años, “debido a problemas de privacidad y contenido para adultos”.

“Si tu hijo o hija menor quiere usar la aplicación, la cuenta debe pertenecer a un adulto que pueda monitorear lo que los usuarios más jóvenes están explorando y compartiendo. TikTok también tiene una sección para niños menores de 13 años que restringe el contenido adulto y los comentarios, pero como es tan fácil cambiar el año de la fecha de nacimiento para acceder a todo el contenido, sigue siendo mejor para adolescentes mayores”, señala Common Sense.

En Sexualidad ATI traemos el tema porque, según reportes de varios padres y madres en la última semana, adultos abusadores han intentado contactar a sus hijos a través de TikTok. Ya hemos recibido algunas denuncias de situaciones al respecto.

¿Qué nos toca hacer como padres y madres?

· Respetar la edad mínima requerida para registrarse. Conocemos el caso de menores de 10 años asiduos a esta red que, sin intención, han entrado en contacto con contenidos inadecuados y adultos abusadores.

· Indaga qué tipo de videos suele hacer, observar y compartir tu hijo. ¿Se graba sin ocultar su identidad?, ¿los videos de retos son sus favoritos?, ¿elige retos que de hacerlos pondrían en riesgo su integridad?, ¿con quién comparte lo que graba o lo que le gusta?

· Establece acuerdos y consecuencias al respecto. Por ejemplo: “Espero que nunca intentes retos que te pongan en riesgo, o a alguien más. Si lo haces, no tendrás acceso a las redes ni contarás con ningún dispositivo por un tiempo, que dependerá de la gravedad de la situación”.

· Promueve que grabe videos que no revelen su identidad y que busque retos positivos, como los que requieren destreza o hacen el bien a una comunidad.

· Limita el tiempo de acceso a redes sociales. Siéntate con él o ella ­–nunca a sus espaldas– para revisar sus redes de vez en cuando y asegúrate de que hace buen uso de ellas. Así ganará autonomía para estar en el mundo virtual sin tu supervisión el día de mañana.

· Fomenta una cultura de denuncia. Di a tu hijo que recurra a su adulto confiable en casa si detecta que alguien se está poniendo en riesgo por realizar algún reto u otra conducta inadecuada en el mundo virtual.

©  2018 Sexualidad ATI. Creado por _hipertexto.

Síguenos
  • Facebook Black Round