Un Club de Tobi diferente


¿Te imaginas a una mujer infiltrada en una especie de Club de Tobi? Esa escena la hemos vivido varias veces y puede que suene muy extraño, pero ha sido sumamente enriquecedor para todas las personas que participamos: papás e hijos de 4to. grado de primaria y varias de nosotras como talleristas de Sexualidad ATI.

Club de Tobi hace referencia al Club Secreto que un personaje de la tira de La Pequeña Lulú (1945) conformaba con sus amigos Fito, Tino y Lalo. Desde entonces, podemos referirnos así a cualquier reunión exclusiva de hombres, donde se hablan temas para hombres, sobre hombres. Así nosotras llegamos varias veces a grupos de hombres y niños de diversas escuelas para impartir la sesión en la que abordamos los cambios físicos que arriban con la pubertad. ¡Y nos llevamos una grata sorpresa!


Los hombres nos han dejado ver que cuando se sienten en un espacio de confianza comparten experiencias valiosísimas con sus hijos: “los cambios son algo natural, me encanta verte crecer”, “quiero ser la primera persona a la que le preguntes, cuentas conmigo siempre”, “si algo no lo sé, lo investigamos juntos”. Los niños se sorprenden al escuchar a sus padres compartir cómo eran o lo que pensaban a la edad en que ellos están: “ojalá yo hubiera podido hablar con mi papá de esto, tuve muchas dudas, tu pudes siempre preguntarme”, “hoy aprendí cosas que no sabía, yo a tu edad le preguntaba a mis amigos y juntos nos hacíamos bolas”.


Los papás, quienes en su mayoría comparten que en su momento no tuvieron la compañía de sus adultos hombres en estos temas, se dan cuenta que con lo que ya sabían y lo que aprenden en la sesión son capaces de acompañar a sus hijos varones en esa etapa. Nuestra intención es dejar la base de un puente de comunicación entre ellos para transitar juntos la pubertad del hijo y se fortalezca la relación entre ellos.


“Una ocasión me tocó como un padre e hijo acabaron abrazados y muy conmovidos: el niño por darse cuenta que su papá sí podía estar cerca de él, que lo quería y estaba interesado en su vida; y el papá que a su hijo le interesaba su opinión y lo necesitaba en su vida”, recuerda Mafer Laguarda, quien estuvo a cargo de esa sesión.

En la virtualidad escolar, tan enjuiciada de manera negativa, nos encontramos joyas de experiencias como esta, pues de manera presencial jamás la habíamos tenido, porque esta sesión sólo la impartíamos en el salón de clases con los niños. La educación a distancia brindó a decenas de papás la posibilidad de hacerse un espacio en su agenda de trabajo para estar presentes en sesiones importantes del taller, fue maravilloso escuchar su voz y visión sobre los temas, permitirnos a todos vivenciar la crianza compartida y cercana que están construyendo. Quisimos compartir esta vivencia a propósito del Día Mundial de la Salud Sexual que se realiza cada 4 de septiembre y cuyo lema para este 2021 es Enciende la Salud Sexual en el Mundo Digital.

12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo